¿QUÉ ES LA PIEL MIXTA?

Algunas partes son más grasas y otras son más secas. Esto es lo que se conoce como piel mixta. Mantener el equilibrio entre tus dos tipos de piel puede ser pan comido gracias a nuestros consejos y nuestra rutina de cuidado de la piel.

¿CÓMO PUEDO SABER SI TENGO LA PIEL MIXTA?


Se caracteriza por tener la zona T grasa y o bien zonas secas y apagadas o bien la llamada piel normal en el resto del rostro. El exceso de grasa que tal vez percibas en tu frente, nariz y barbilla puede hacerte pensar que tienes la piel grasa. Pero ten cuidado, porque eso solo se aplica si también tienes graso el resto del rostro. Normalmente, la piel mixta también tiene los poros más marcados en la zona de la nariz, en comparación con el resto de la cara. Además, puede que te salgan puntos negros y espinillas en esa zona. Puede que incluso sufras sequedad o descamación al mismo tiempo que las imperfecciones. Por último, tal vez notes que el clima y los elementos afectan al nivel de grasa de tu zona T.

¿POR QUÉ TENGO LA PIEL MIXTA?

El hecho de tener partes de la cara más grasas y otras más secas puede deberse a la combinación de la rama de la familia de mamá y la de papá: dos sets de rasgos diferentes que se unen en un solo rostro.

El exceso de grasa en la zona T se debe a las glándulas sebáceas, es decir, las glándulas que están conectadas con cada poro de tu rostro. Son las responsables de hidratar tu cara con los aceites naturales de la piel: una sustancia grasa y cerosa llamada “sebo”. Por otra parte, la sequedad de otras zonas de tu rostro puede deberse a la falta de sebo o a una carencia de lípidos.

CÓMO CUIDAR LA PIEL MIXTA

Debes asegurarte de que le das a cada parte de tu rostro lo que más necesita. Para cuidar la piel mixta, lo más importante es mantener el equilibrio adecuado. Una manera excelente de satisfacer las diferentes necesidades de tu piel mixta es la técnica del multimasking. Consiste en aplicar distintas mascarillas faciales en cada parte de tu rostro para crear la combinación perfecta de cuidados de la piel: ayudando a aliviar e hidratar las zonas secas y a equilibrar los niveles de grasa en la zona T.

UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE

Hacer ejercicio habitualmente, seguir una dieta equilibrada y beber suficiente agua todos los días para hidratarte.

CUIDADO CON EL FRÍO

El cambio brusco de una temperatura a otra, reseca especialmente tu piel. Debes intentar reequilibrar los niveles de hidratación de la piel usando una hidratante con una fórmula ligera, como nuestra Crema Gel Control De Brillos De Algas Marinas.

ENCONTRAR LA RUTINA FACIAL PARA LA PIEL MIXTA ADECUADA

Productos que ayuden a aliviar las zonas secas sin hacer que la producción de sebo se ponga por las nubes, para ayudar a mantener un equilibrio a largo plazo.

MASCARILLAS FACIALES PARA LA PIEL MIXTA

Lo mejor es que te pongas varias mascarillas diferentes, una para cada parte del rostro, en función de si la piel es grasa, seca o sensible.
Nuestra Mascarilla Purificante de Carbón del Himalaya vegana ayuda a eliminar el exceso de grasa y las impurezas, por lo que es ideal para la zona T de las pieles grasas. Durante la noche, nuestra Mascarilla de Noche Anti-Imperfecciones Árbol de Té ayudará a refrescar tu rostro, además de aliviar tu piel y reducir la apariencia de las imperfecciones. Otra mascarilla muy refrescante de uso nocturno es la Mascarilla de Noche Drops of Youth™, que ayuda a la piel a reponerse y recuperar su luminosidad.

imagen

“El mejor que he probado hasta ahora. Merece la pena comprarlo. Me encanta. El producto ideal para incorporar en la rutina facial para pieles mixtas o grasas”.



Zeeya

Sobre el Gel Limpiador de Algas